Instalaciones eléctricas en media y baja tension

Subestaciones Eléctricas

Una subestación eléctrica es una instalación destinada a modificar y establecer los niveles   de tensión de una infraestructura eléctrica, para facilitar el transporte y distribución de la energía eléctrica. Su equipo principal es el transformador. Normalmente esta dividida en secciones, por lo general 3 principales, y las demás son derivadas.

Las secciones principales son las siguientes:

  1. Sección de medición.
  2. Sección para las cuchillas de paso.
  3. Sección para el interruptor.

Las secciones derivadas normalmente llevan interruptores, depende de que tipo, hacia los transformadores.

Como norma general, se puede hablar de subestaciones eléctricas elevadoras, situadas en las inmediaciones de las centrales generadoras de energía eléctrica, cuya función es elevar el nivel de tensión, hasta 132, 220 o incluso 400 kV, antes de entregar la energía a la red de transporte. Las subestaciones eléctricas reductoras, reducen el nivel de tensión hasta valores que oscilan, habitualmente entre 13,2, 15, 20, 45 ó 66 kV y entregan la energía a la red de distribución. Posteriormente, los centros de transformación reducen los niveles de tensión hasta valores comerciales (baja tensión) aptos para el consumo doméstico e industrial, típicamente 400 V.

Mantenimiento a subestaciones eléctricas
 
La  subestación  es  la  parte  medular  de  toda  instalación  eléctrica.
Cualquier  falla en este  importante  equipo,  nos da  como resultado
interrupciones de energía, las cuales significan pérdidas de dinero
en las empresas.  Además,  en  una  falla  ponemos  en  riesgo
de  accidente  a  nuestro personal y daños a  otros equipos que se
encuentren cerca.  Por esto, es importante llevar  a cabo un
buen mantenimiento  (predictivo-preventivo) a la subestación
y  todos  sus  componentes

Las pruebas mas importantes son:

PRUEBAS ELÉCTRICAS:
  • Factor de potencia
  • Relación de transformación.
  • Resistencia de aislamiento.
PRUEBAS AL ACEITE AISLANTE:
  • Humedad en el aceite.
  • Tensión interfacial.
  • Acidez.
  • Color.
  • Visual.
  • Rigidez dieléctrica.
  • Factor de potencia a 25 grados centígrados.
  • Gravedad específica.
  • Gases disueltos.
  • Presencia de PCB’s.
INSPECCIÓN VISUAL DEL TRANSFORMADOR:
  • Nivel de aceite.
  • Condición y limpieza de boquillas.
  • Condición de pintura.
  • Verificar condición de medidores (presión, temperatura, nivel de aceite, etc.).
  • Presencia de fugas de aceite.
  • Verificar funcionamiento adecuado de ventiladores de enfriamiento.
  • Anclaje (sobre todo en lugares sísmicos).
INSPECCIONES/PRUEBAS EN ÁREA DE SUBESTACIÓN:
  • Verificar condiciones de aisladores.
  • Verificar condición de KPF’s (prueba apertura/cierre), ajuste y lubricación.
  • Prueba de resistencia de aislamiento en nodos sistema de tierra.
  • Condición de cerco perimetral, candados y anuncios de precaución.
  • Pintura de estructura.
  • Análisis termográfico (antes de desenergizar el transformador).